Necochea 350 - 1°Piso Of. 12 - Mendoza - Argentina :: Teléfono: 0054261-4290317 :: email: info@institutodeflebologia.com

Diario La Hora - Cirugía poco invasiva e indolora

6 de Junio de 2005

Los tipos de várices se dividen en 3, las que se detallan a continuación:

1 – Várices pequeñas: normalmente tan solo son un problema de tipo estético, aunque en determinadas ocasiones pueden producir sensación de pesadez y cansancio en las piernas.
2 – Várices medianas: este tipo de várices ya empieza a ser un problema para la salud. Normalmente con la edad suelen producir flebitis superficiales dolorosas o pequeñas varicorragias (sangrado de una vena).
3 – Várices grandes: su tratamiento es obligatorio ya que verdaderamente afectan a la salud. Pueden producir dolor, ulceras, oclusiones de las venas por trombosis, entre otras dolencias.
4 – La novedosa práctica no extirpa las venas, sino que las repara con una intervención quirúrgica de rápida recuperación. Nueva alternativa para combatir las várices.

CIRUGIA POCO INVASIVA E INDOLORA

Esta es una excelente noticia para las mujeres que sufren de várices. El médico argentino Alejandro Farmache, especialista en flebología y cirugía vascular, espera terminar de manera definitiva con esta incomoda enfermedad a través de una nueva cirugía mínimamente invasiva, indolora y de rápida recuperación.

Lo novedoso de la técnica es que no se extirpan las venas, como en el método convencional, sino que se las repara. Pero eso no es todo. Luego de 5 años de seguimiento de los pacientes intervenidos con este procedimiento llamado AF Repairing, el especialista comprobó que la reincidencia de várices fue menor al 10% (con los métodos tradicionales es del 15 al 20%).

La nueva técnica ya fue patentada en Argentina y en los Estados Unidos, donde fue aprobada por la Food and Drug Administration, máxima entidad de control e alimentos, medicamentos y procedimientos médicos de Estados Unidos y en la actualidad se está presentando en el resto del mundo.

En las venas normales, las válvulas mantienen la sangre en movimiento hacia el corazón, mientras que con venas varicosas, las válvulas no funcionan adecuadamente, permitiendo que la sangre permanezca en la vena. Este estancamiento de la sangre en estas vías hace que se agranden. Tal proceso ocurre usualmente en las piernas, aunque se puede presentar también en otras partes del cuerpo.

El 45% de la población mundial tiene várices según estadísticas de la Real Academia de Medicina de Londres, que conto con los datos de los hospitales y centro vasculares más importantes del mundo. Esto significa, que aproximadamente tres mil millones de personas padecen esta patología, de las cuales el 66% son mujeres, sobre todo por efecto de los embarazos y las hormonas.

Las várices son una enfermedad que afecta especialmente a las venas de las piernas. Por diversos factores las venas se ensanchan, dilatan, y se vuelven tortuosas. Esto provoca problemas de circulación sanguínea que pueden ser muy perjudiciales para la salud. Los que la sufren tienen pesadez de piernas, calambres, picores e incluso fuertes dolores.

Una de cada 10 personas las padece, siendo más frecuente en las mujeres, sobre todo por el efecto de los embarazos y las hormonas. Las várices se forman por un mal funcionamiento de las válvulas de las venas de las piernas. Estas válvulas, ayudan a que la sangre siga su camino hacia el corazón. Sin embargo, pueden funcionar mal por lo que la sangre se estanca en las venas y las ensancha.

Fuente: Diario La Hora, 06/06/2005, Santiago, Chile.

 

 

Copyright©2010 InstitutodeFlebologia.com
Hosted by HostingMDZ.com.ar